Qué sabemos y qué no sabemos de los pacientes y por qué los sistemas informáticos son insuficientes

Un post reciente por Tim Kilkpatrick en MedCity News se ocupada del coste económico de no tener en cuenta las necesidades de los pacientes. Ponía como ejemplo el caso de una mujer de 90 años ingresada por un fallo cardiaco congestivo. De acuerdo con Kilpatrick “el sistema norteamericano pagará 50.000 dólares para estabilizar a la mujer, pero no pagará 200 dólares por un aire acondicionado, que es lo que necesita para estar en su casa y no en el hospital.”

Patient knowledge is essential for healthcare effectiveness
El conocimiento de pacientes es esencial para la efectividad clínica

De acuerdo con el autor, el 5% de la población estadounidense consume el 50% de los costes de salud de los Estados Unidos y el 66% de ese 5% no estará el año que bien, bien por fallecimiento, bien por curación.

La situación es parecida en Europa, con un sistema público en lugar de uno privado. El Dr. Emilio Herrera, de New Health Foundation, afirma que la cronicidad supone el 60% del gasto público en salud. Hasta ahora, todas las reformas se han concentrado en recortar gasto de acuerdo con un esquema input-output (tantos euros invertidos por tantos pacientes atendidos, por ejemplo). Pero han fracasado e convertir la cronicidad en un elemento productivo (ver post sobre el caso de la diabetes en el Reino Unido). Ello se puede comprobar claramente en que a pesar de los recortes masivos, no s e ha hecho ninguna inversión en medicina preventiva, como lo demuestra que la partida por este concepto sigue suponiendo el 1,4% del gasto público en salud.

Lo que demuestran tanto la situación en Europa como en los Estados Unidos es que uno de los factores que falta en la ecuación  sanitaria es el conocimiento directo del paciente y sus necesidades. Algo que solamente se conoce de la ficción televisiva, cuando el Dr. House obligaba a sus colaboradores a entrar como ladrones en la casa de los pacientes y trabajar como detectives los hábitos, así como sus relaciones familiares y sociales de los enfermos.

“Inteligencia de paciente” versus sistemas TIC médicos: una cuestión de esquemas mentales
¿Cómo es posible que con todo el dinero que se invierte en registros electrónicos de pacientes, informática clínica, sistemas de ERP y otras soluciones TIC tengamos tan poca información sobre los pacientes? Mejor dicho, información existe mucha, lo que no tenemos es conocimiento. Cuando he tenido que gestionar parametrizaciones o desarrollos TIC en el sector de la fertilidad me he topado con su extrema rigidez. Contienen muchos datos médicos, farmacológicos y de facturación. Asimismo contienen toda la información necesaria para un tratamiento y –cómo no- datos relevantes para el marketing. Por supuesto, los sistemas incluyen la anamnesis (historia clínica y registros médicos). Pero no hay ningún dato sobre su contexto y otros puntos de la llamada “inteligencia de paciente” (viene de patient intelligence, concepto prestado de otros similares como inteligencia competitiva o  inteligencia tecnológica): entorno, información psicosocial o coordinación sociosantaria.

Electronic Medical Records are rich in data, but poor in knowledge
Los registros médicos electrónicos contienen muchos datos, pero poco conocimiento

Y eso que IVF-SPAIN es una clínica centrada en paciente, que introduce insights de pacientes en los sistemas tecnológicos (véase post sobre el tema) ¿Por qué no  se incluyen estos factores en los registros médicos? Porque históricamente el paradigma médico ha dominado en las instituciones clínicas: se perciben enfermedades, tumores, síndromes o agentes patógenos. Ha habido  buenas razones para ello: sin un sistema centrado en la enfermedad y en el cuerpo la medicina no habría experimentado el inmenso progreso que tuvo durante todo el siglo XX. Sin embargo, cada vez hay más evidencias de que una atención centrada en paciente y una experiencia de paciente mejorada tienen impacto en los resultados clínicos (ver por ejemplo esta revisión sistemática de relaciones entre experiencia de paciente y efectividad clínica. Asimismo hay evidencia creciente que una atención centrada en paciente y el empoderamiento de pacientes tienen un impacto  significativo en la reducción de costes sanitarios.

Por esta causa, las interacciones personales (cara a cara) con pacientes son esenciales para la efectividad clínica. Una organización médica  que no saca ventajas de las miles de conversaciones médico-paciente anuales que se producen en sus instalaciones pierde un 60% de oportunidades de mejora.

En un próximo post veremos cómo emplear las interacciones personales para desarrollar y alimentar un sistema de inteligencia paciente, que nos permita trabajar mejor y de manera más eficiente, tanto desde una perspectiva clínica y de paciente.


Puedes leer más de estos Insights relacionados

Te mantenemos informado con lo último en Experiencia del Paciente

IEXP
Por qué las farmacéuticas luchan por mejorar la experiencia del paciente

A continuación reproducimos un estudio publicado en In Vivo en Junio de 2021. Si bien el estudio se realizó en EE.UU. donde las condiciones de comercialización de fármacos son diferentes que en Europa, presenta conclusiones aplicables tanto para el lanzamiento de medicamentos como para programas de soporte a paciente. Una encuesta en profundidad realizada a […]

IEXP
IEXP chosen as member of the Global Patient Experience Council, launched by The Beryl Institute

Healthcare Leaders to Partner on the Advancement of Human Experience Worldwide In expanding its commitment to elevate the human experience in healthcare, The Beryl Institute introduces its inaugural Global Council. The Council consists of professionals committed to elevating the conversation on human experience and expanding the global experience movement by collaborating with one another, sharing […]

IEXP
Conversaciones con pacientes: una gran lectura

Estas navidades he tenido el inmenso placer de finalizar la lectura de un gran libro: “Conversaciones con Pacientes”, escrito por José Mari Iribarren. Cuando digo que fue una lectura que me causó inmenso placer no es una frase hecha, ya que el libro tiene una alta calidad literaria, aunque inicialmente aborda temas muy prácticos sobre […]

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información